¿”Por Orden de Llegada” o “Por Turno”?

septiembre 29, 2016

 

SalaEspera

Escribo este post con la Autoridad Moral que me confiere el hecho de haber brindado Gratis 25 años de Docencia Médica acumulativos de Pre-Grado, Grado y Pos-Grado a mi amada Universidad del Nordeste (UNNE) y haber efectuado, también Gratis, más de 6.000 prácticas de Cateterismo Diagnóstico y Terapéutico a pacientes hospitalarios de Corrientes y el Chaco, con todos sus costos afrontados por mí. No es poca cosa, creo yo.

“Si vamos a hablar entre Generales, mostremos las Estrellas que tiene permitido lucir cada uno en su Uniforme de Combate”.

Seguramente, la imagen que ilustra este post es muy bien conocida por los pacientes que concurren a un consultorio médico privado de nivel económico medio (que atiende obras sociales, prepagas y demás), como asimismo por los mismos médicos que atienden en él y sus secretarias.

Si bien es conocida y detestada por todos, la existencia de las situaciones que generan imágenes como ésta es responsabilidad, a mi humilde criterio, de los tres actores: pacientes, médicos y secretarias, generando más impaciencia en los pacientes, de por sí “im–pacientes”.

Atendiendo “Por Turno”

¿Porqué los pacientes son responsables? Porque solicitan un turno y luego no van; incluso la mayoría ni se toma la delicadeza de avisar que faltará. ¿Parece raro esto? No lo es. Según una encuesta anónima hecha a más de 900 médicos del Chaco hay un 42 % de “faltas” de cumplimiento del paciente en ir a la consulta en un día común. En un día de lluvia supera el 80 %. De ahí la famosa expresión “Veredas mojadas, consultorios vacíos”.

Volviendo al día común y suponiendo que el médico atienda 8 horas por día, de lunes a viernes y dando turnos cada 30 minutos, es fácil calcular que en esa semana el médico podía atender 80 pacientes y terminará atendiendo 48 o 49. O, lo que es lo mismo, de 320 pacientes que “sacaron turno” en un mes, terminará atendiendo a los 192 que realmente fueron.

Más allá de las razones que pueda esgrimir cada uno hay una realidad que no se puede negar: No es lo mismo cobrar 320 consultas por mes que 192, a los 120, 150 o 180 días, a $ 123,83 cada una antes de impuestos. Es entonces cuando el médico revisa su facturación, piensa en todos los gastos fijos de su consultorio y hogar que sí o sí deberá pagar del 1 al 10 de cada mes y piensa “Basta” …

Atendiendo “Por Orden de Llegada”

Es la resultante del hastío del médico, que se refleja en la foto. La Secretaria no tiene otra opción que abrir el consultorio a las 8 de la mañana, ir dando los turnos de esa forma hasta completar los 8 pacientes que podrán ser atendidos esa mañana, facturando todas las consultas ni bien llegan, decirle a cada uno “Tome asiento, el Doctor lo va a llamar cuando sea su turno” y luego “cerrar la agenda”. Y así a la tarde, toda la semana, todo el mes …

Es natural que algunos pacientes se impacienten y quieran irse, hartos de esperar hasta 3 o 4 horas, pero … ya pagaron al registrarse, así que no tienen otra opción que protestar ante los demás pacientes y la Secretaria o irse.

Un murmullo de insatisfacción de pacientes colectiva, insoportable, pero cruda y real.

Atendiendo por “Turno Truco Apache”

Parece risueño, pero el “Viejo Truco Apache” da sus frutos para muchos colegas, sin necesidad de estar expuestos a sanciones de la irrazonable (y tal vez Inconstitucional) Ley Provincial del Chaco Nº 7058 o “Anti-Plus”, que establece penalidades para los médicos que cobren “Plus” o “adicionales” a pacientes afiliados a obras sociales.

El “Viejo Truco Apache” es 100 % efectivo y consiste en que el médico no cobra ningún “adicional” o “Plus”, sino que su secretaria cobra por dar el Turno. El monto es variable y oscila hoy entre los $ 100 y $ 1.500.

El paciente o “alguien” (incluso un Cadete o Motomandado”) debe concurrir varios días antes y pagar en efectivo para “reservar el turno” para ser atendido. Es obvio que ese paciente no va a faltar a la cita. Y si falta, no importa, ya pagó. Tampoco hay factura ni recibo por eso, sólo una anotación de una tilde o cruz en una pequeña libreta que la secretaria porta en algún bolsillo o en alguna recóndita App de su teléfono celular.

Esto garantiza la agenda de atención del médico completa, evita las “faltas” de los pacientes y aumenta los ingresos de la secretaria en un porcentaje variable. Todo “en negro” desde el punto de vista impositivo y con tres responsables ante la Ley si alguien lo denunciara: médico, paciente y secretaria.

¿Por qué no se denuncia? Muy simple: Legisladores, Jueces, Funcionarios de AFIP o ATP, etc. son pacientes dispuestos a pagar y pagan. La complicidad se extiende. ¿Conocen a algún Legislador que se denuncie a sí mismo por violar una Ley que él mismo votó positivamente? ¿Algún Juez o algún alto funcionario de algún organismo de recaudación tributaria que denuncie su complicidad? Yo no.

¿Y saben por qué estos legisladores o funcionarios no denuncian a sus médicos? Porque confían tanto en ellos que les entregan en sus manos su Salud y sus Vidas.

Por eso mismo … propongo:

Hagamos un trato

Tú me respetas, yo te respeto. Simple.

Esto no es difícil de lograr, hay que pensar desde los dos lados del mostrador y nada más. Pensar en El Otro es lo difícil y por eso este post.

Los pacientes de hoy esperan un nivel de atención médica personalizada similar a la atención que se puede obtener en una boutique de renombre. Una forma importante de lograr esto es perfeccionar el arte de agendar los pacientes, de modo tal que un consultorio esté ocupado, pero no sobrecargado.

Si quiere ganar algo tiene que ceder algo. Simple: “Win-Win”.

El personal de secretaría (primer punto de venta, véalo así o está fundido) debe estar entrenado para ser respetuoso del tiempo, tanto del médico como del paciente.

Doctor: Ni Usted ni el paciente quieren tener que esperar, ambos son impacientes y es mejor que su secretaria lo entienda así o deberá despedirla y contratar otra que lo entienda. Despójese de emociones inútiles y convénzase de que Usted, al igual que sus pacientes, está pagando por una solución y no comprando un problema.

Resulta muy caro un médico sin pacientes para atender. Esto es tan costoso para la práctica médica como cuando un paciente, cansado de un irrazonablemente largo tiempo de espera, decide buscarse un nuevo médico.

El personal debe evitar grandes “huecos” en la agenda del médico y, cuando sea necesario, avisar al médico sobre cualquier cancelación súbita de un turno por parte de algún paciente. En algunos casos, este tiempo puede ser llenado por pacientes de una lista de espera, citas para el mismo día, emergencias o visitas a pacientes internados. Si esto no es posible, el médico debe ser advertido para que pueda ocupar su tiempo en redactar informes o historias clínicas, estudiar, llamados o correos electrónicos de seguimiento, efectuar trámites o cualquier otra tarea que normalmente desarrolla luego de completar su trabajo de rutina.

La Agenda Eficiente crea Prácticas Eficientes

Para evitar los “huecos” durante un día típico, la Secretaria debe agendar los turnos de la mañana en la tarde del día previo, otorgando primero los turnos cruciales, como son los últimos de la mañana y de la tarde, llenando luego el resto de los turnos en base a la relación de continuidad horaria descendente. De esta forma, si el día no está completamente cubierto, las primeras horas de la mañana o tarde pueden ser usadas por el médico para muchas cosas: ir al banco, reuniones, estudio o, simplemente, para ir a trabajar un poco más tarde. Un médico descansado y relajado no comete más errores de lo habitual.

Un “hueco” en la agenda de un Médico es simplemente tiempo y dinero tirado a la basura.

La práctica eficiente agrupa el tiempo de manera inteligente, dependiendo del tipo de consulta, como una consulta de seguimiento o para un procedimiento específico. Bloques de tiempo de diferente duración deben crearse en el caso de los pacientes que concurren por primera vez (60 minutos) o cuando el tenor de los temas a tratar en la consulta permiten prever que se ocupará mucho tiempo (cuando viene con toda su familia y todos piden aclaraciones, por ejemplo).

Con un 85 % o más de los ingresos de la práctica médica privada típica no fijos, la agenda diaria completa y organizada es crucial para mantener ingresos estables y crecientes.

Cuando el médico debe asistir una emergencia o está trabajando más rápidamente que lo agendado, se tiene la oportunidad de organizarse en colaboración con el paciente.

Los pacientes que están en sala de espera y aquellos que tengan citas programadas más tarde deben ser advertidos del tiempo aproximado de espera y se les debe ofrecer opciones.

Si se presume que el médico no va a poder ver a todos los pacientes, el personal debe llamar inmediatamente a los pacientes para rehacer la agenda, evitando así “perder” las consultas de aquellos pacientes.

Generalmente, se debe ofrecer a los pacientes la opción de agendar un nuevo turno una o dos horas más tarde de la prevista inicialmente.

La mayoría de los pacientes agradecerá el gesto y comprenderá la necesidad de la modificación.

Para aquellos pacientes que están en la sala de espera y desean esperar al médico, aunque sea un tiempo largo, se pueden pactar llamados a sus teléfonos celulares para permitirles dar un paseo o ir a tomar algo.

Para asegurarse que el día de trabajo esté completo, el personal debe seguir estos procedimientos:

Confirmar los Turnos: el recordar a los pacientes el día y hora de su turno ayuda a evitar los “huecos” y además evita las sobrecargas producidas por las visitas o consultas inesperadas. Cada paciente debe ser contactado por teléfono uno o dos días antes de su turno. Los recordatorios por correo electrónico son útiles, pero deben ser enviados varios días antes de la cita programada. Es fundamental tener en la ficha de registro de cada paciente los números de teléfono celular, fijo o correo electrónico, donde el personal pueda dejar los recordatorios. Si su personal no puede llamar a cada paciente, establezca una forma de contacto con aquellos pacientes que le insumirán mucho tiempo, como ser aquellos que requieran un examen físico completo nuevamente. Si no se dispone de personal que pueda hacer todas las llamadas, se puede usar un programa informático automático y gratuito.

Desde el punto de vista de la eficiencia, es mucho mejor perder una consulta de control de un paciente con una infección del oído externo que un paciente que consulta por primera vez y requiere un examen físico completo. Las prácticas con antecedentes de ausentismo pueden requerir una agenda doble que garantice que haya un paciente en cada turno. Sin embargo, los lunes por la mañana son un mal momento para sobrecargar las agendas de turnos programados. Los fines de semana traen muchas sorpresas. 

Manejo de las Situaciones de Emergencia: Su secretaria debe estar entrenada para hacer preguntas específicas que determinen el estado del paciente y, si no está segura, derivar rápidamente al mismo a una enfermera o a Usted u otro médico asociado disponible que pueda controlar la situación. Cuando un paciente le refiera un síntoma peligroso, como un dolor de pecho intenso sugestivo de un infarto o disección de aorta, debe avisar al médico inmediatamente y, en ausencia de éste, derivarlo a una sala de emergencias hospitalaria o sanatorial lo antes posible. Los especialistas que trabajan rutinariamente con emergencias (o situaciones que el paciente percibe como tales) deben destinar un período específico de tiempo para eso todos los días. Se les debe decir a los pacientes que el médico va a tratar de resolver únicamente el problema urgente para aliviar el síntoma crítico, pero que los estudios adicionales, el tratamiento definitivo o los controles posteriores serán realizados de manera programada en su consultorio.

Desalentar las Visitas Sin Turno: No diga a los pacientes que vayan al consultorio sin reservar turno. Si ello ocurriese, se les puede decir que el médico los verá lo antes posible o se puede tratar de agendarlos en un turno más tarde o en un lugar vacío de la agenda.

Tener “Turnos del Día”: Dependiendo de la especialidad, se pueden dejar “turnos abiertos” para atender pacientes con problemas o síntomas activos. Especialmente los cardiólogos deben tener “huecos” en su agenda para un caso que no pueda esperar al otro día o poder agendarlos para el día siguiente, si la potencial gravedad del cuadro lo permite.

Turnos de “Agenda Abierta”: Los especialistas que suelen tener citas de control programadas con meses de antelación, deben dejar libres “huecos” en su agenda hasta la semana previa, de modo de poder llenarlos con pacientes que requieran una consulta de control o pacientes derivados que necesiten una evaluación completa dentro de esa semana. Esto da la seguridad de que hay un turno disponible cuando el médico quiere ver a un paciente dentro de una semana o diez días. De la misma forma se pueden programar las derivaciones que requieran que el médico vea al paciente tan pronto como sea posible. Cualquier “hueco” puede ser llenado por visitas sin turno, emergencias o turnos de última hora, al igual que las llamadas recordatorias para efectuar a los pacientes que están en “lista de espera”.

Recuperar los Turnos Cancelados: Se deben recuperar los turnos cancelados lo antes posible. Independientemente de que haya sido notificado, use turnos fuera de hora, seguimiento, listas de espera y citas de última hora para llenar su agenda.

Reducir las Faltas a los Turnos: Los factores mayores que producen faltas a las consultas suelen ser debidas a problemas de la Obra Social, Prepaga, Mutual, o a la Relación Médico – Paciente. Para los médicos con muchos pacientes para ver, largos tiempos en sala de espera entre consultas y los problemas de transporte de los pacientes contribuyen a provocar “huecos” en el consultorio. El recordar a los pacientes del día y hora de su turno mejora la relación con el médico y ayuda a disminuir la tasa de ausencias.

Hacer que las Esperas sean menos molestas: La mayoría de los médicos sienten molestias al aferrarse a una agenda estricta, especialmente cuando los pacientes llegan tarde o requieren más atención de la esperada. Más allá de los mejores esfuerzos de la secretaria en establecer una agenda correcta, hay situaciones en las cuales un paciente se superpone a otros en la sala de espera. En ciertas especialidades, como la cardiología, los médicos suelen ser llamados de urgencia, debiendo salir del consultorio dejando una agenda sobrecargada de turnos. Para hacer la espera menos incómoda para los pacientes, se pueden contemplar algunas medidas para lograr que la espera sea amena. A las revistas que generalmente están en las salas de espera (¡¡¡ que sean nuevas, por favor !!!) se deben considerar los siguientes servicios:

• Revistas con información médica importante.
• Videos relacionados con la salud.
• Acceso a Internet (WiFi).
• Un teléfono para efectuar llamadas locales a la oficina o trabajo del paciente, familiares, empleada doméstica, etc.
• Entretenimientos tendientes a tomar conciencia de la importancia de la salud.
• Café, té, agua (dispensadores, no olvide renovar los vasos descartables).
• Televisión (jamás los noticieros).
• Música funcional relajante.

Hasta este punto expuse lo que considero necesario para la práctica eficiente de un médico cualquiera en su consultorio en pleno Siglo XXI, con un mínimo conocimiento de las Teorías de la Organización y de las nuevas tecnologías de la información y comunicación o TIC’s o IT’s.

Si ese médico se ha ocupado de estudiar algo sobre TIC’s y experimentar las enormes potencialidades de un simple smartphone, no va a necesitar personal ni secretaria. Un simple teléfono o una tablet de segunda mano le alcanzarán y sobrarán para tener un excelente pasar hoy en día.

Además, un smartphone o una tablet no suelen pedir aumentos de sueldo, negociar paritarias, aportes patronales o vacaciones pagas. Tampoco traen problemas impositivos. Al contrario, los solucionan con el software adecuado.


#Brexit y #NHS: Mi visión.

septiembre 6, 2016

 

operation

La entrada previa respecto a este tema en mi blog se titulaba #Brexit: ¿Puede sobrevivir el Sistema de Salud Inglés?. Es ese post, enlazado arriba, trataba de hacer notar que la salida del Reino Unido de la Zona Euro podía llegar a ser traumática para el Sistema de Salud inglés o NHS (National Health System) en términos económicos globales y los estrictamente económico-sanitarios.

Este polémico artículo de The Independent no hace otra cosa que comenzar a revelar los ajustes poco simpáticos de un sistema que ya estaba en un equilibrio económico inestable.

“No se opera más a los fumadores ni a los obesos”. En realidad el tema es crítico.

Para comprender mejor la situación, vale la pena recordar algunas cosas. Sobre todo la “visión” de los Administradores de los Hospitales y de los propios médicos ingleses.

En realidad, el Sistema de Salud inglés, que fuera considerado por muchos “genios de la gestión” como “El mejor Sistema de Salud del mundo” estaba en peligro desde hace mucho tiempo. El Brexit sólo lo ha hecho visible.

Creado en 1948, se lo consideró una de las grandes conquistas del laborismo (la izquierda) inglés. Para todos los habitantes cubría todo, a todos por igual, con la máxima calidad y totalmente gratis en el punto de entrega (atención o asistencia).

Obviamente, los posteriores gobiernos conservadores (o de derecha) ingleses (Tories), ¿qué podían querer?: Privatizarlo.

¿Y por qué privatizar un Sistema de Salud de izquierda que funciona aceptablemente bien en un gobierno conservador o de derecha?: Porque es muy caro.

Su presupuesto anual es de más de 100 mil millones de libras esterlinas (unos U$S 150 mil millones al cambio de hoy y U$S 130 mil millones al cambio pre-Brexit).

Privatizar el NHS significaría, en la lógica conservadora, disminuir los gastos del Estado, lo cual se traduciría en una disminución de la presión fiscal sobre las empresas, uno de los postulados básicos “neoliberales”.

Pero a esto ya lo comenzaron a hacer los mismos laboristas de izquierda, gradualmente y desde hace varios años, durante el gobierno de Tony Blair, también laborista.

Es decir: el “sueño dorado” de los conservadores comenzó a ser realizado y ejecutado por los izquierdistas laboristas.

Este proceso se profundizó espectacularmente en 2012 bajo el gobierno de la Coalición liderada por David Cameron. ¿Qué pasó en el 2012?

Se aprobó en el Parlamento una Ley que introdujo cambios sustanciales e irreversibles en el NHS.

Los hospitales que, hasta entonces en su mayoría, eran “NHS Trusts”, ahora debían todos, por Ley, transformarse en “Foundation Trusts”.

Cuál es la diferencia?

Un NHS Trust es gobernado centralmente y puede obtener sólo hasta el 5% de sus ingresos a partir de la actividad privada.

Un Foundation Trust es autónomo, se gobierna a sí mismo, y puede obtener de la actividad privada hasta un 49% de sus ingresos.

El auto-gobierno de un Foundation Trust es ejercido a través de un Board (Comité) de directores y gobernadores elegidos localmente. Es decir, la comunidad local ahora decide los destinos de su hospital.

Visto de otra manera: un Foundation Trust es, a los fines prácticos, indistinguible de un hospital privado.

También el flujo del dinero de caja o cash-flow cambia. Ahora el dinero le llega, desde el gobierno, a un CCG (Clinical Commisioner Group). Ellos administran el dinero comisionando (tercerizando) el trabajo a realizar entre los diferentes prestadores (Hospital Foundation Trusts), que ahora compiten entre sí.

Para cerrar el sistema, ahora los pacientes pueden elegir con quién atenderse.

Si el paciente no sabe elegir, elige por él su GP (General Practitioner) o “Médico de Cabecera”.

Es decir: El GP se transforma en “gatekeeper” (“Centinela de la Entrada”), o sea el que decide quién debe ser atendido en un nivel superior especializado y quién no.

Como se puede inferir, los cambios producidos por la izquierda en 2012 transformaron al histórico NHS de “prestador” para hacerlo “tercerizador o derivador controlado”.

El NHS antes atendía y brindaba atención en sus propios hospitales. Ahora, en cambio, paga por la atención en los mismos hospitales que hasta hace poco eran suyos y que, ahora, a pesar del disimulo en el nombre son, a todos los efectos, Hospitales Privados.

Entonces, volviendo al tema que se menciona en el articulo: que para reducir gastos se demoraría la cirugía de pacientes con BMI (Body Mass Index o Índice de Masa Corporal) mayor de 30 o fumadores.

En mi opinión es una típica idea de burócratas de la salud pública inglesa que no entienden de las dinámicas de la medicina inglesa de la realidad cotidiana.

“Does not make sense” o, como dirían por aquí, “No tiene sentido”.

Es impracticable. Me explayo: Para entender este asunto hay que formular una pregunta clave: “¿Para que ahorre dinero quién?”

Los que tienen el dinero capitado (“Te pago tanto por mes por cada afiliado que atiendas”) son los CCG, no los Hospitales. Dicho de otra manera: Si yo, que soy un cirujano inglés, no opero, mi Hospital no cobra. Y yo trabajo para el Hospital. Ergo: Yo no cobro.

El GP (miembro clave del CCG local) no puede decidir sobre la indicación de una operación, ni mucho menos sobre cuándo o en qué circunstancias practicarla.

El GP tiene que derivar el paciente al cirujano. El cirujano decide que el paciente necesita una operación. Médicamente esta indicada y no hay lugar a discusión alguna.

Bueno, ahora discutamos acerca del ahorro de dinero. El GP está interesado en ahorrar dinero. Él representa los intereses financieros del CCG. El cirujano, en cambio, esta interesado en ganar dinero. Él representa los intereses del Hospital y los suyos propios, sin mencionar que es el responsable legal por la salud del paciente que necesita una operación.

Lo que yo tengo curiosidad de saber es cómo piensa el burócrata que va a convencer al cirujano de poner en riesgo al paciente, poner en riesgo su carrera, hacerle perder dinero a su Hospital y a sí mismo con el objetivo de ahorrarle unas pocas libras esterlinas al CCG.

Es como hacer una campaña política tratando de convencer al pavo de votar a favor de la celebración del Día de Acción de Gracias.

Yendo a la Ontología de la Economía inglesa: ¿En qué se basó su riqueza, acumulación de divisas y reparto de los excedentes a todos por igual? ¿Qué paradigma de Distribución de la Riqueza está instalado desde hace siglos en el cerebro de un inglés?

En la piratería, corsarios, invasiones militares propias o mercenarias a otros países, colonización, extracción indiscriminada con apropiación de recursos naturales y económicos de zonas o territorios indefensos.

La gran fiesta y reparto del botín tras el robo. Está en su cultura secular. Eso sí, el 90 % o más iba a las arcas de Su Majestad.

Las Islas Malvinas son un buen ejemplo y también origen de una pregunta: ¿Si no hubiese un bien rapiñable por piratería como el petróleo en las Islas Malvinas, los ingleses las seguirían protegiendo y diciendo que son suyas?

Creo que no. Hace años nos las hubieran regalado pidiendo disculpas por los “errores involuntarios cometidos”.

Ahora, #GeniosDeLaGestión ingleses: A hamacarse sin llorar.

Háganse cargo. Y si necesitan algo, con mucho gusto les vamos a responder:

“Si necesitás algo, pirata, arreglate como puedas”. “¿No intentaste ganar tu dinero trabajando y no robando?”.


#Brexit: ¿Puede sobrevivir el Sistema de Salud Inglés?

julio 14, 2016

Luego de este tuit de la flamante Primer Ministro británica, Theresa May, pese a la tormenta que originó entre los “arrepentidos” quedó clara la posición del Gobierno inglés, pese a que el 75 % del Parlamento estaba a favor de seguir en la Unión Europea:

Brexit-May

No me cabe duda de que el Brexit es una gran tormenta que está impactando al Reino Unido de forma global, en todos los aspectos de la vida inglesa, desde lo económico diario familiar hasta lo macro, pasando por viajes, inmigraciones, jubilaciones y demás.

Tampoco me cabe duda de que el National Health Service o NHS se verá afectado, al menos a largo plazo.

Creado en 1948, el Sistema de Salud inglés se basa en la premisa de que la atención médica nace de la necesidad de ésta y no de la capacidad de pago de cada individuo, por lo que su tiene un doble financiamiento: los impuestos individuales por una parte y el soporte del Tesoro o presupuesto nacional inglés. Sus premisas fundacionales han sido: gratis en el punto de entrega (de asistencia médica), comprensivo, equitativo e igualitario. Este NHS ha “funcionado” razonablemente bien mucho tiempo, con las virtudes y defectos que conocemos los que lo hemos estudiado. Por ejemplo, pocos saben que las famosas Listas de Espera o Waiting Lists para tal o cual procedimiento médico se originaron por defectos del NHS y luego fueron “trasplantadas” a muchos países o sistemas de Salud del mundo (Argentina incluida, ver PAMI) amparados en el “Modelo Inglés” pero con sistemas de financiamiento diferentes.

Además, la compensación presupuestaria del NHS es desigual dentro del mismo Reino Unido, ya que sus “vasos comunicantes” entre impuestos y aportes del Estado son distintos entre Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte en base a sus respectivos Producto Bruto Interno y la recaudación impositiva de cada habitante de acuerdo a su lugar de residencia, ocupación e ingresos. No pagan lo mismo de impuestos los agricultores individuales de pomelos de Irlanda que una PYME de Escocia o que un ejecutivo o CEO que vive en Londres. Vemos entonces que los mismísimos principios fundacionales del NHS, “gratis en el punto de entrega, comprensivo, equitativo e igualitario”, no son ni comprensivos ni igualitarios ni equitativos en base a la visión del individuo que tributa poco respecto al que tributa mucho. ¿Es posible que ambos tengan la misma calidad y cantidad de atención médica “gratis y por igual”? ¿Se podrá ver a un agricultor irlandés minifundista sentado en la misma sala de espera junto a Theresa May, esperando ambos su turno con el mismo médico especialista? No, ¿verdad?. Y esa imposibilidad fáctica pasa porque el NHS tiene la figura del Médico Generalista o General Practitioner (GP) que en la práctica no es otra cosa que un gatekeeper. Sólo él decide si deriva a alguien a un especialista o no. Entonces, no existe la Libre Elección del Prestador sino la Libre Elección del Gatekeeper. Y mucha gente muere por eso.

Ahora bien, si esas desigualdades e inequidades ya eran una realidad en el Reino Unido antes de ingresar a la Unión Europea, luego de su ingreso, la parte presupuestaria del NHS correspondiente al Estado se vio aliviada (y mucho) con el flujo compensador de Euros de los demás países. Pero el Estado inglés no distribuyó (“no compartió el pan”) con sus ciudadanos, sino que siguió adelante con el mismo modelo asistencial. ¿Y ahora?

Ahora, los partidarios del Brexit sostienen que al NHS le van a faltar 1.400 millones de Libras para seguir en funcionamiento. El Institute for Fiscal Studies (IFS), por parte el Estado, sostiene que no, que solamente le puede llegar a faltar un aporte adicional de 600 millones de Libras.

Los ingleses se preguntan, y con razón, si esa diferencia de 800 millones de Libras por mes es real. De todas formas, en el mejor escenario posible, el del IFS, de algún lado van a tener que salir esos 600 millones de Libras. Y a la respuesta la conocen bien: Más aportes de impuestos individuales por la módica suma de 7.200 millones de Libras por año para sostener un sistema de salud plagado de defectos y desigualdades.

Y como uno de los ejes de la discusión estaba pasando por la situación de los Inmigrantes, hay que sumarle 160 millones de Libras anuales del costo que representan los ciudadanos europeos residentes en Reino Unido, porque si pagan los impuestos deben tener el mismo beneficio.

Pero, si agregamos al Presupuesto anual del NHS el Costo de mantener y cuidar a una población envejecida y a los inmigrantes provenientes de países ajenos a la Unión Europea, el resultado final del ejercicio anual del NHS se aproxima a una cifra bastante mayor, no contemplada en los discursos: 1.400 millones de Libras adicionales o sea 8.400 millones de Libras por año en total, sólo para “sostener” el Sistema.

Sumemos a los ingleses que viajan a cualquier lugar de la UE, sea en forma de trabajo temporal o como turista. Hasta ahora tenían una European Health Insurance Card o EHIC. Esa tarjeta les daba acceso a cualquier tipo de asistencia médica estatal en el país destino de la UE, a veces gratis o muy económica. Se terminó, tienen que pagar el seguro de su bolsillo.

Agreguemos a los ingleses que salen del Reino Unido a países por fuera de la UE e incluso a los jubilados ingleses que viven fuera de la UE. Se terminó, tienen que pagar de su bolsillo los seguros de viajero o los costos de una cobertura de salud del país donde estén.

Muy lejos de la intención de este post está analizar (o pretender hacerlo), desde la incertidumbre, qué pasará con los empleados del NHS (1.200.000 personas), la rentabilidad de sus Hospitales, el costo de los medicamentos, etc.

De una sola cosa estoy seguro: El famoso NHS llegó o llegará en breve a su colapso económico.

Los ingleses, dolorosamente, deberán buscar la forma de efectuar una reingeniería del mismo si lo quieren sostener como está. O cambiar.

Nuestros países deberán ser lo suficientemente inteligentes como para no caer en la misma trampa.

Un país, supuestamente del Primer Mundo, mantuvo funcionando desde 1948, a fuerza de “atarlo con alambre”, a un Sistema de Salud que podríamos llamar “populista” en los tiempos que corren.

También un país del Primer Mundo se atrevió a convocar a un Referéndum a gente que no tiene la más mínima idea de lo que es la Salud, desoyendo el veredicto del 75 % de sus propios legisladores que, a diferencia de los nuestros, “saben”. Y mucho.

No cometamos nosotros esos errores. Llamemos a los que “saben”.


El #Chagas dice Adiós al Prof. Dr. Jorge F. Yanovsky

abril 15, 2016

 

Jorge

Profesor Doctor Jorge F. Yanovsky (la foto me pertenece)

(1940 – 2016)

Falleció el 15/04/16, en la Ciudad de Buenos Aires, a los 75 años de edad.

En nombre de la Asociación Civil Carlos Chagas para la Vigilancia Médica Activa del Mal de Chagas y como su Vicepresidente, comunico con inmenso dolor el fallecimiento de quien fuera uno de sus Socios Fundadores, el Prof. Dr. Jorge Fernando Yanovsky, de cuya existencia terrenal nos despedimos hoy, contando con su vigilia celestial sobre nuestro trabajo diario en la lucha contra dicha ignominiosa enfermedad.

Quisiera recordar a la Sociedad Argentina en su conjunto que Jorge Yanovsky fue merecedor del Premio Wernicke de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Buenos Aires (FM – UBA) por su “Investigación y Desarrollo de Nuevos Métodos Diagnósticos para la Enfermedad de Chagas”, del Premio “Academia Nacional de Medicina” de la Academia Nacional de Medicina (ANM) por sus “Avances en el Desarrollo de una Vacuna para la Enfermedad de Chagas”, del Premio ONUDI (Naciones Unidas u ONU) a la “Excelencia en la Innovación Tecnológica de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial”, por su invención de sistemas e instrumentos para control masivo de grandes endemias (Chagas y otras) y Premio Nacional a la Innovación Social de la Presidencia de la Nación Argentina por su “Desarrollo de Nuevas Tecnologías en Conservación Biológica”.

Un breve repaso por el extenso Currículum vitae del Prof. Dr. Jorge F. Yanovsky nos permite apreciar que, luego de recibirse como Médico en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Buenos Aires (con Medalla de Oro), se desempeñó como Becario interno y externo del CONICET de entonces, fue docente de la Cátedra de Microbiología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Buenos Aires, Profesor Titular de Microbiología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Buenos Aires y luego Profesor Titular de Microbiología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE). Fue Jefe del Departamento de Chagas del Instituto de Patología Regional de la UNNE, Director Investigador del Instituto de Patología Regional de la UNNE y luego Director del Instituto de Patología Regional de la UNNE en Resistencia.

Fue removido de su último cargo por la Dictadura Militar luego del Golpe Militar de 1976, perseguido y encarcelado por el Exjuez Córdoba, acusado de “agitar a los campesinos”. Ignoraban la Dictadura y sus colaboracionistas que lo único que el Prof. Dr. Jorge F. Yanovsky hacía era enseñar a los chacareros chaqueños cómo mantener sus ranchos o casas libres de Vinchucas, sin ningún otro tipo de actividad o prédica política.

Su lugar al frente del Instituto de Patología Regional de la UNNE en Resistencia, usurpado, fue ocupado hasta hace poco tiempo por otro médico (desconozco si es o fue médico, la Historia lo dirá) afín a la doctrina y procedimientos del denominado “Proceso de Reorganización Nacional”.

Luego del retorno de la Argentina a la vida democrática, la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) mantuvo en su cargo al usurpador y jamás restituyó al Prof. Dr. Jorge F. Yanovsky en su cargo, pese a haberlo ganado en buena Ley y oportunamente por Concurso Abierto de Antecedentes y Oposición en Democracia.

Habiendo tenido que huir del Chaco por la persecución de la Dictadura, comenzó a trabajar en el ámbito privado en varios lugares del país para sobrevivir junto a su familia del fruto de su trabajo, mientras continuaba con sus investigaciones sobre el Chagas, la Desnutrición Infantil y otras tantas enfermedades de las actualmente denominadas “Desatendidas” u “Olvidadas”.

Con algunas personas amigas, constituyó empresas pioneras en el país, llegando a ser Presidente de Polychaco SAIC., Centro de investigaciones y desarrollo en estrategias biotecnológicas y Vicepresidente y Presidente del Foro Argentino de Biotecnología.

Sus inventos de técnicas de Liofilización de Alimentos hubieran catapultado al Chaco y a la Argentina como únicos proveedores mundiales de alimentos frescos de primera calidad, reduciendo el peso y tamaño de los mismos hasta un 10 o 15 % del original, para ser exportados luego con un peso y volúmenes mínimos, sin necesidad de “cadena de frío” a cualquier lugar del mundo y ser consumidos en el acto en el punto final de expendio, dispensación solidaria o en el domicilio del interesado en “comer”. Esto fue demostrado públicamente ante muchos funcionarios en varios de sus tantos intentos de retorno a su amado Chaco, incluidos Gobernadores, Ministros, Senadores, Diputados, Empresarios, etc.

Ninguno de ellos tuvo la “visión de futuro para el Pueblo” necesaria para tener el coraje de ponerlos en marcha. O, tal vez, tenían otros “intereses” que “marcaban su agenda prioritaria” de rédito económico en el ejercicio de sus funciones, porque el Prof. Dr. Jorge F. Yanovsky nunca otorgaba un “retorno” a nadie.

Como Miembro de la “Asociación Carlos Chagas para la Vigilancia Médica Activa del Mal de Chagas” fue uno de los principales diseñadores y ejecutores del Programa de Control de Chagas del Instituto de Seguridad Social, Seguros y Préstamos de la Provincia del Chaco (InSSSeP), iniciado y puesto en marcha gracias a la inteligencia y visión del entonces Presidente del Directorio del InSSSeP, Cr. Atilio Omar Velázquez. Dicho Programa es actualmente considerado a nivel Nacional e Internacional como un “Programa Modelo” que debe ser implementado en toda la República Argentina, tanto en el ámbito público como privado, de acuerdo a lo dictaminado por el actual Ministro de Salud de la Nación, el Dr. Jorge Lemus.

Es muy difícil poder resumir en pocos párrafos la trayectoria, conducta y legado del Prof. Dr. Jorge F. Yanovsky, pero podríamos decir sin yerro alguno que estamos ante la pérdida de un ser humano de características excepcionales para cualquier comunidad, especialmente para la que dejó todo de sí mismo, nuestro Chaco, pagando el precio que ya conocía de antemano: su salud y su vida.

Buena persona, excelente médico, mejor amigo, gran dirigente y un líder sin par. Ha partido un ser humano excepcional.

La humildad era una de sus virtudes, siempre procedió de esa manera, sorprendiendo a todos con ella. Todo el tiempo procedía y actuaba en consecuencia. Testigos de la misma son miles de pacientes, socios, funcionarios públicos y ejecutivos de obras sociales, mutuales y demás.

Siempre privilegió el diálogo abierto y sincero, su despacho siempre tuvo las puertas abiertas para recibir y solucionar todas las inquietudes, grandes y pequeñas. A todas por igual.

Era un hombre capaz de transformar las ideas y propuestas en acción, con resultados visibles y palpables.

Como buen estratega y líder científico supo rodearse de un grupo selecto de colaboradores, a los cuales exigía un desempeño semejante al suyo, derrochando sobre los mismos todos sus conocimientos y experiencias, de vida, ciencia y gestión aplicada de la misma para beneficio del Pueblo.

El Chaco, una vez más, ha perdido a uno de sus mejores hombres sin que la “clase política” haya tenido la dignidad de reconocérselo en vida.

Espero que la “clase política” chaqueña lo comprenda y actúe en consecuencia, al igual que la UNNE. Como siempre, sus acciones o “reconocimientos” serán tardíos y lamentables.

Prof. Dr. Jorge F. Yanovsky, descanse en paz.

Querido Jorge, GRACIAS por despedirte de mí. Los dos sabemos cómo. Te voy a extrañar y voy a necesitar mucho de tus consejos.

Dr. Gustavo R. Bonzón

Vicepresidente

Asociación Carlos Chagas


“Colegas” chinos, del ISIS y demás.

febrero 24, 2016

Primero, aclaro que no soy un experto en Seguridad, Geopolítica, Terrorismo y demás etc. Escribo desde mi lugar de ciudadano común que se inquieta por algunas cosas.

Hace un tiempo, me llamó mucho la atención este artículo sobre porqué el ISIS es tan poderoso (y peligroso).

Luego, este artículo de Clarín, junto a otros medios, aborda un tópico que ya superaba lo esperable sobre un grupo terrorista, que ya demostró no ser eso sino un verdadero ejército. Un ejército que no respeta las Normas de la ONU o el Convenio de Ginebra sobre el tratamiento a los prisioneros, tal cual lo revelan sus propias fotografías de ejecuciones masivas. Como ésta.

Isis

En realidad, por el primer artículo y los demás que aparecen en la Prensa, el ISIS sería un mix espantoso de terrorismo y ejército que no respeta las Reglas internacionales de una Fuerza Armada. Ni siquiera las propias, ya que ha ejecutado a sus propios miembros en nombre de algo.

Sin embargo, es curioso que este ISIS dirija sus amenazas o “logros en combate” al Oeste o Mundo Occidental, por la vía que sea, fotos, videos, etc.

Todo parece indicar que, a diferencia de AlQaeda, Hezbollah u otras organizaciones terroristas vernáculas, como las fogoneadas por el Che Guevara, sea Montoneros, ERP o Tupamaros, que instruían a sus “Células” y luego las dejaban solas para que busquen el financiamiento de sus actividades terroristas por sí mismas, este Ejército no se maneja así.

Todo parece indicar que tiene un núcleo financiero unificado, desde el cual se recauda el dinero y se redistribuye. Sin bien tienen esa capacidad operativa hay UNA fuente de financiamiento potencial que no tocan: el Narcotráfico. Y hay una razón muy sencilla para que no se metan en ese territorio: la venta de drogas al menudeo.

Los Narcotraficantes tienen sus propias reglas y no se puede invadir su territorio de caza, su mercado, sin dar algo a cambio.

Una Organización de Narcotráfico lastimada en sus intereses sería el peor enemigo del ISIS al compartir sus mismos métodos. Un misil “Narco” bien dirigido al “Corazón Financiero Itinerante” del ISIS sería el fin del ISIS en sí mismo, porque el poder Narco tiene muchas décadas de evolución y ambos lo saben. Ambos pueden proceder a hacer lo que sea necesario sin requerir la autorización de la ONU, un Parlamento o cualquiera otra Institución Internacional que quiera detenerlos o ponerse al medio. Por eso, se amenazan uno a otro en la disputa por el mismo Trofeo: El Dinero de Occidente.

También se han denunciado ejecuciones de Médicos que se negaron a obtener órganos de los prisioneros ejecutados por parte del ISIS, que revela que también obtienen financiamiento de la venta en determinados mercados de venta ilegal de órganos destinados a trasplantes.

El problema que tendrán que enfrentar, tarde o temprano, ambos Ejércitos Sin Nación (eso es lo que son) es nada menos que China, que sí es una Nación con un Ejército formidable.

Se podrán preguntar el porqué de este planteo o llamado de atención desde un punto de vista médico o biológico.

Biológicamente, múltiples “células malignas” demandan un gran trabajo para poder destruirlas a todas. Un único “tumor maligno” es más fácil de eliminar, al igual que sus metástasis. Extirpado el “Tumor Primario”, las comunicaciones con sus “Metástasis Focales” se interrumpen y, generalmente, mueren.

Si China tiene la capacidad de hacerlo, la pregunta obligatoria sería “¿Por qué China, pudiendo hacerlo en un instante, no lo hace?”

¿No tendrán algún interés en común por ese mercado oscuro?

Sin embargo, es conveniente recordar algunas cosas sobre China y su manera de desempeñarse, intervenir militarmente o financiarse sus “Gastos Operativos Menores”.

La más pura verdad es que pienso que la famosa “Justicia China”, que muchos anhelamos para nuestros políticos corruptos, no es de aplicación efectiva en nuestros países en términos “legales”, sino que anhelamos que paguen sus delitos con penas de cárcel.

Ahora, que las relaciones de nuestro país con China se han fortificado política y financieramente, cabe que repasemos algunas cosas.

Uno repasa cosas como este viejo artículo de El País (España), y lee testimonios como éste:

EL VIAJE DE ÓSCAR
Un hígado por 130.000 euros
Tras serle denegado en España, salvó su vida pagando por un trasplante en el hospital de Tianjin en China. Óscar Garay relata a EL PAÍS cómo funciona lo que las organizaciones sanitarias llaman ‘turismo de trasplantes’. Como el suyo sólo hay dos casos más (registrados) en España

por BORJA ECHEVARRÍA – Madrid – 14/03/2010

“El 15 de septiembre, tras recibir la noticia, Óscar decidió beberse todos los gin-tonics de Bilbao. A lo grande, dispuesto a terminar con seis meses de sequía, juntó a sus amigos para anunciarles que, en el mejor de los casos, le quedaba un año de vida. Estamos en 2008. En el hospital de Basurto, la doctora que lleva su caso le acaba de comunicar que no cumple el protocolo para entrar en las listas de trasplantes de hígado. A partir de ahora ya sólo resta esperar y tratar de sufrir lo menos posible. Óscar se bebe Bilbao y, dando tumbos, cruza el parque de Doña Casilda hasta llegar a su casa. Al hígado ya le podían ir dando.

Tráfico de órganos sin tapujos en China

Lejos de casa

Ampliar

El viaje de Óscar Garay

FOTO CEDIDA POR LA FAMILIA – 14-03-2010

Aunque España es líder mundial en donación y trasplantes de órganos, con una tasa de 34,3 por millón de habitantes, los números demuestran que es insuficiente.

Las ONG insisten: “Tienen una cosecha de órganos que obtienen de miles de personas que pasan por sus campos de concentración”.

No hay espacio para la esperanza… al menos, no en España, como en muchos otros lados.

Liderazgo insuficiente

En 2009, 1.099 pacientes recibieron un trasplante hepático en España, pero otros 127 murieron mientras aguardaban en la lista. Y aunque este país es líder mundial en donación y trasplantes de órganos, con una tasa de 34,3 por millón de habitantes, los números demuestran que es insuficiente. En 2009, la cifra de donantes, la de trasplantes renales y la de pulmonares aumentó, pero la de hígados descendió ligeramente. La caída de donaciones procedentes de personas fallecidas en accidentes de tráfico no ha impedido que se bata un nuevo récord -4.028 en total-, aunque probablemente sí haya influido para conseguir menos hígados -de los 1.099, sólo 29 procedían de personas vivas-. A 31 de diciembre de 2009, 5.400 enfermos se encontraban en la lista de espera para recibir un órgano, 722, el hígado, según los datos publicados por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). Por supuesto, en cualquier estadística no hay mención ni a Óscar ni a las otras dos personas que viajaron a China buscando una alternativa.

Rafael Matesanz, entonces director de la Organización Nacional de Trasplantes, aseguraba que son hechos muy recientes y que los tres receptores están vivos. Cuando recibe la llamada del periódico ya conoce perfectamente cada caso, hasta los detalles más pequeños. Hace unos meses se pusieron en contacto con todos los equipos de trasplante de España para recabar información. Matesanz consideraba prácticamente imposible que haya algún caso más, pero sabe que a partir de ahora el riesgo de que se genere un efecto mimético está ahí. Consciente de que la impotencia puede llevar a un enfermo a tomar este camino, dice: “Hay que entender, aunque no se comparta, que una persona desesperada haga esto. Es un reflejo universal. Pero, al mismo tiempo, la ONT está muy volcada en luchar contra el turismo de trasplantes. Ni médica ni éticamente comparto esta práctica“. Precisamente, los 23, 24 y 25 de marzo de 2.010, Madrid acogía una Conferencia de Alto Nivel sobre Trasplante de Órganos, con la colaboración de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Sociedad Internacional de Trasplantes. Entre los asuntos que se iban a tratar figuraba el del comercio de órganos, y uno de los lemas elegidos era: “Por la autosuficiencia y contra el turismo de trasplantes”.

China, con todos los focos encima, aparece entre los 72 países invitados.

Órganos de ejecutados

El sistema de donaciones en China no está desarrollado y los órganos vitales, como es el hígado, proceden de cadáveres. “Los indicios apuntan claramente a condenados a pena de muerte. La OMS calcula que entre un 5% y un 10% de los trasplantes de riñón se hacen bajo comercialización, pero con China es muy difícil tener cifras“, sostenía Matesanz.

Países como Pakistán, India, Filipinas, Egipto, Rumania, Moldavia, Perú, Ecuador, Bolivia y Colombia facilitan órganos a enfermos de naciones ricas. España vive muy ajena a esta problemática, no así otros países europeos. “En Reino Unido y Alemania hay muchos más casos. Los británicos viajan a Pakistán y a la India, y los alemanes, al sureste asiático o al entorno de la antigua Unión Soviética”, aclaraba el Dr. Matesanz.

“Tienen una cosecha de órganos que obtienen de miles de personas que pasan por sus campos de concentración”. Tianjin es una gran urbe china con casi 12 millones de habitantes y a sólo 137 kilómetros de la capital. En el tren rápido se llega en media hora.

Presión internacional sobre China

En los últimos tiempos, la presión internacional para acabar con la compra de órganos ha aumentado. Incluso el Gobierno chino ha dado pasos públicamente en esa dirección. Sin embargo, la realidad es que las puertas del país asiático parecen abiertas para quienes buscan una oportunidad. Hace unos años, Pekín anunció que ponía en marcha un sistema de donaciones para reducir la dependencia de los órganos de presos ejecutados. Huang Jiefu, viceministro de Salud, reconocía esas prácticas, pero aseguraba que se hacían previo consentimiento. “Si vas a ser ejecutado, especialmente en un sistema tan poco transparente, no tienes opciones reales“, respondía a Human Rights Watch Song Wenli, director del departamento de trasplantes de riñón del Tianjin First Center Hospital, quien aseguró esta semana, en una consulta telefónica desde Pekín destinada a un supuesto paciente extranjero, que en este hospital “no se realizan actualmente trasplantes a extranjeros”, informa José Reinoso. Preguntado si el año pasado se habían efectuado ese tipo de intervenciones, respondió: “Ahora no las hacemos. El Departamento Estatal de Sanidad ha ordenado que no las hagamos”. Días después se hizo la misma llamada en nombre de EL PAÍS. Jiang Wentao, responsable del departamento de trasplantes de hígado, respondió a las mismas cuestiones. “No, ya no hacemos, es política estatal”. ¿Desde cuándo? “No es oportuno decirlo. Deberías preguntar al director. Mi responsabilidad es el cuidado médico”.

Isabel Allende, en su crónica La suma de los días, trae el relato que le hizo una enfermera quirúrgica china: “cada tres o cuatro meses, cuando avisaban de la prisión, ella debía acompañar al cirujano jefe del hospital a las ejecuciones. Partían en coche, con una caja llena de hielo, y viajaban cuatro horas por caminos rurales. En la prisión los conducían a un sótano, donde había media docena de prisioneros alineados, con las manos atadas en la espalda y los ojos vendados, esperándolos. El comandante daba una orden y los guardas les disparaban en la sien a quemarropa. Apenas caían los cuerpos al suelo, el cirujano, ayudado por Lili, procedía a arrancarles rápidamente los órganos para trasplante: riñones, hígado, ojos para extraer las córneas, en fin, lo que se pudiera usar. Volvían de esa carnicería cubiertos de sangre, con la hielera repleta de órganos, que después desaparecían en el mercado negro. Era un próspero negocio de ciertos médicos y el jefe de la prisión”. Acto seguido, otro narrador le reafirma la historia, agregando que ese tipo de macabras maniobras se vincula a veces con campos de concentración.

Es tan contundente y tan masivo el mar de denuncias contra los abusos de estos gigantes sin alma, que sólo quien realmente desee ignorarlos puede hacerlo.

Claro. Hay muchas razones para hacer la vista gorda.

Una de ellas es el gran poderío del ISIS, que ni siquiera los Carteles más grandes del Narcotráfico se atreven a “molestar”.

Sólo una Gran Nación con un Gran Ejército propio puede terminar con el ISIS y el Narcotráfico. Con ambos y al instante de impartida la orden: es China. Entonces, ¿porqué no lo hace?

¿No tendrá algún interés adicional por ese “mercado oscuro”?

Fin del post y pregunta:

¿Alguien buscó en Google estas cosas antes de que Argentina firmara algo con China? Es pregunta, nada más.


#Facebook y los Médicos

febrero 20, 2016

 

facebook_logo

Este parece ser un tema “trillado” o “agotado” en la Red, pero voy a exponer mi punto de vista sobre algunos tópicos del mismo que me parecen relevantes o, al menos, interesantes en Argentina, asumiendo que la Red no es algo estático, sino una expresión de nuestra vida en ella y, por lo tanto, dinámica al extremo.

Muchas veces me preguntan si mi especialidad actual, la Cardiología SOC (Second Opinion Consultant o “Segunda Opinión”) no me resulta muy estresante o dura. Cuando respondo que no, casi todos creen que es porque con el tiempo me fui acostumbrando y que, de alguna manera, me hago más indiferente o insensible al hecho de que muchos de los pacientes por los que soy consultado de esa manera van a morirse, con o sin mi participación como SOC y que por eso uso herramientas como Skype o el simple mail para contestarlas a otros Colegas, Pacientes y sus Familiares. Cero contacto físico, pero altísimo contacto emocional, para ambos lados, mediante el uso de las Nuevas Tecnologías. A diferencia de una SOC convencional en un consultorio, en mi modelo de trabajo NO existe la “palmoterapia” ni andar repartiendo pañuelos de papel para que todos se sequen las lágrimas. Lo mío es una fría y (necesariamente) calculada respuesta a la Evidencia que se me expone sobre un “Caso” dado y a las respuestas a mis preguntas sobre el mismo. Es clarísimo y sin lugar a dudas para ninguna de las partes.

Sin embargo, yo creo que la Cardiología SOC no me resulta dura precisamente por el motivo contrario. Cuando uno se implica con un paciente, recibe de él y de su familia, muchas cosas buenas que contrarrestan los momentos tristes o difíciles que uno tiene que afrontar como, por ejemplo, tener que dar “malas noticias” (ya no va a funcionar un trasplante, ni sueñen con una cirugía combinada de By-Pass y Reemplazo Valvular, no es aceptable el implante de 3 DES (Drug Eluting Stents o Stents Liberadores de Drogas) por esto, aquello y esto otro, etc.). La confianza y el agradecimiento que te demuestran cuando te esforzás en “pensar y ocuparte del problema” de una persona te demuestra que estás haciendo bien tu trabajo de SOC.

El médico que se distancia de sus pacientes y se hace indiferente a los sentimientos de ellos se frustra muy fácilmente, ya que muy pocas veces va a obtener un éxito terapéutico objetivo, una “curación”. Y además tiene que afrontar una serie de tareas difíciles y “aguantar” al paciente y a sus familiares que, como se han distanciado, no le importan. Hoy por hoy, la única cardiología que “cura”, hasta cierto punto, es la Electrofisiología Cardíaca.

Si la Cardiología de hoy “curara” sería todo mucho más sencillo.

Sin embargo una cosa es implicarse, interesarse por la “persona” que sufre una enfermedad (y no exclusivamente en la enfermedad) y otra muy distinta es entablar una relación personal de amistad.

El paciente viene a la SOC para encontrarse con un Especialista que lo aconseje sobre su enfermedad y tenga las “claves” para tratarla. No viene buscando a un “amigo”.

Por lo tanto el médico tiene la obligación de cumplir el servicio que se espera de él, es decir tratar la enfermedad, al enfermo y, de ser posible, a su entorno. Lógicamente, en la consulta SOC, como en cualquier otra, uno puede conocer a una persona y sentir simpatía y afinidad, o mucho mejor la llamada “Empatía” (ponerse en el lugar del Otro). Se puede pensar: “Si conociera a esta persona en otras circunstancias, seríamos grandes amigos” y no es así. El problema es que cuando un amigo está enfermo se corre el gran riesgo de perder la objetividad como médico. Ya resulta bastante duro decirle a una persona que su enfermedad no se puede curar, o aconsejar a alguien que se someta a un tratamiento agresivo, pero cuando se trata de un “amigo” los sentimientos pueden interferir con la interpretación de los datos y en la toma de decisiones.

Así, un buen Cardiólogo SOC debe esforzarse, por el bien del paciente, en mantener la objetividad y ayudar al paciente a tomar las decisiones que más lo beneficien, sin dejarse influir por sus propios sentimientos.

Yo siento un gran cariño por la mayoría de mis pacientes y no se lo oculto, les hago notar que los quiero. También recibo de ellos un gran afecto que yo acepto con enorme agradecimiento. Pero siempre mantengo “fuera” de la consulta mi vida personal. Muchos de mis pacientes se sorprenderían de saber como soy en mi vida privada.

Seguramente no se imaginan que camino por las mismas calles, que pago los mismos impuestos, que cuento chistes, que salgo a comprar cosas vestido con cualquier ropa, etc. Es más, ni saben que, cada tanto, escucho tangos y otras veces el rock más heavy que hayan oído mezclado con Mozart o Beethoven, o todo junto.

Esto me resulta fundamental: una buena y discreta separación entre la vida personal y la vida profesional es necesaria, a mi criterio.

Es inevitable que en algunos casos la relación prolongada entre el médico y el paciente tenga una vertiente más personal y no creo que haya que desecharla, pero es importante recordar que el paciente, ante todo, nos necesita como médicos. Y en el caso preciso, tal vez uno deba dejar de ser médico para poder ser amigo, dejando el tratamiento en manos de otro profesional

Hay millones de usuarios de Facebook y muchos de ellos son médicos. Obviamente, hay muchísimos más que son o serán sus pacientes. Resulta más que obvio pensar que hay miles de personas escribiendo en Google, Facebook o Twitter el nombre de sus médicos para ver si tienen un perfil, y muchos otros los que hayan solicitado a sus médicos ser “amigos” en Facebook. La pregunta es: ¿Qué hacemos con esa solicitud de “amistad” ?

Seguramente, la mayoría de mis Colegas los acepta sin pensarlo más o mejor y listo, como aceptan a una multitud de personas que apenas conocen, pero que es amigo de un amigo, porque se conocen de un par de fiestas y con eso alcanza para ser amigo en Facebook, o directamente comienza a seguirlo en Twitter con un seudónimo, probablemente. Sin embargo, muchos se preguntarán si quizás no están violando alguna norma ética implícita, o acortando la distancia de profesionalismo que exige una buena relación médico – paciente. Otros pensarán que, probablemente, sea una buena forma de profundizar la relación médico – paciente, pudiendo fortalecerla en una forma fácil y rápida sin exigir mayor tiempo cara a cara en el caso de atender en forma capitada (“ya me pagaron por verte una vez al mes, no molestes”), que cada vez es más escaso, o una forma muy útil de transmitirles a los pacientes actuales o futuros (pacientes / clientes) “información calificada” para su salud cuando el pago es por prestación (“venga cuanto antes, pague la consulta y le explico todo”).

Uno de los primeros interrogantes que me surgen es sobre cómo preservar la privacidad del médico. Si bien el médico suele conocer detalles muy privados sobre la vida de sus pacientes: ¿es correcto o incluso deseable que los pacientes sepan detalles de la vida privada de sus médicos? ¿Cómo modifica la relación – médico paciente que el paciente vea foto personales de sus médicos – fotos que pueden ser inocentes e inofensivas, o fotos donde el médico quizás sea la ilustración óptima de los estragos del alcohol, por ejemplo? El problema de que el paciente “sepa demasiado” de la vida personal del médico se agrava si uno recuerda que los otros “‘amigos” del médico (amigos personales, y de la vida) pueden “etiquetarlo” en alguna nota, foto o link que pueda resultar inapropiado para los ojos del paciente si lo que se quiere es mantener una “imagen pública intachable”. Si bien una de las máximas de la Web es “no subas nada que no quisieras que viera tu madre” todos pecamos de indiscretos. Por eso, debemos preguntarnos qué efecto pueden tener nuestras “indiscreciones” sobre nuestra relación con los pacientes si les abrimos la puerta a nuestra vida privada. Debemos reflexionar sobre la importancia de preservar la “distancia necesaria para mantener la relación médico – paciente en niveles correctos”.

Es obvio que puede ser una herramienta muy útil para tener acceso “rápido” a nuestros pacientes por vía de las Redes. Facebook y Twitter pueden convertirse en excelentes medios para hacer “educación médica de pacientes a distancia”: videos, noticias, información sobre enfermedades y prevención, etc. Todo puede ser compartido y enviado a nuestros pacientes para que vayan “educándose” si ellos quieren. Podría ser invaluable a la hora de hacer que nuestros pacientes se sientan “atendidos” las 24 horas del día (y de noche también Sonrisa, para eso están los “posts programados”), y hacerlos sentir que tienen una relación con su médico que va un poco más allá de un apretón de manos y los 30 minutos que le siguen, que suele ser la norma en el consultorio privado. Profundizando la confianza se fortalece el vínculo terapéutico (dicen, no siempre es así). 

Otro aspecto espinoso es uno que ha surgido cada vez que hay una nueva tecnología de comunicación o TIC: las consultas médicas por medios que no son el presencial y “gratis”. Si bien hoy en día se acepta el valor de la consulta telefónica, dependiendo del contexto, y se paga en algunos países, uno podría decir que lo mismo rige para Facebook, Twitter y otras redes sociales. Sin embargo, hay algo que diferencia la consulta telefónica o por mail a la comunicación por las nuevas redes: el teléfono y el e-mail son, en esencia, medios privados de comunicación. Participan como únicos interlocutores el médico y el paciente. Pero un paciente que “pega” una consulta en el “muro” de Facebook de su médico no tiene privacidad. El médico no puede garantizar la privacidad de su respuesta. Es así como entra a tallar una cuestión legal sobre la confidencialidad de nuestros pacientes. Uno podría tener una política de “no contestar consultas médicas por Facebook”, pero también cabe reflexionar sobre la noción de que uno podría tener que rechazar a un paciente su consulta. ¿Rechazar la e-consulta en forma explícita acaso no podría atentar en contra de la relación médico-paciente? Es un tema espinoso, que se presta para malos entendidos y confusiones entre el médico y sus pacientes. La máxima expresión mixta de “Consulta Gratis” hoy es WhatsApp, una clara muestra de abuso por parte de los pacientes al médico que les confía su número de teléfono celular o móvil. Por eso casi ningún médico da su número privado a sus pacientes hoy en día. Antes era la Regla. “¿Consultas gratis?”, es la pregunta que todos se hacen. “¡No!”, se responden.

Cuanto más ahondamos en el tema, más interrogantes nos surgen. Seguramente surjan más situaciones incómodas a medida que corra el tiempo. Pero en algo debemos ser claros: debemos considerar que el manejo de la relación médico – paciente debe ser iniciada y mantenida con principios de bioética. Primero, el principio de no maleficencia o “Primum non nocere”: en estos términos, debemos actuar de la forma que no dañemos ni deterioremos la relación médico – paciente, porque es la base de la alianza terapéutica entre el médico y una persona con un síntoma o enfermedad. Luego sí, podemos dedicarnos tranquilos a la “beneficencia”: utilizar las redes sociales para fortalecer la relación médico – paciente sin perder de vista que no debe ser sacada de contexto: la relación médico – paciente debe mantenerse. Se debe recordar el principio de justicia, pero con una lectura más legal de la situación: Confidencialidad, sin rechazar al paciente “molesto” si tiene alguna consulta o duda.

Después de reflexionar al respecto, la pregunta nos sigue retumbando en la cabeza: ¿Lo acepto o no a mi paciente como “amigo” en Facebook?

Con el auge de los blogs y foros, los médicos tienen la oportunidad de impulsar y promover la salud pública. En cuanto a los blogs creados por médicos, el marco actual nos sugiere evitar usar el blog para escribir cosas de las que podríamos arrepentirnos mañana en un Tribunal. Hay que tomarse una “pausa antes de publicar” contenidos controvertidos o negativos.

En este punto, me surge otra de las grandes controversias: ¿es correcto que un paciente realice una consulta directa al médico por redes sociales? En mi opinión: sí y no. “Sí” porque en algunos casos puede ser beneficioso que el paciente tenga un sistema de comunicación interactivo y directo con su médico, lo cual le puede incluso ahorrar el tiempo y costo de la consulta al médico. Y “no”, porque si lo anterior es utilizado de forma errónea, las redes sociales pueden convertirse en un arma de doble filo en el que el paciente obtenga información médica de mala calidad o inadecuada. En mi opinión, no debe banalizarse o masificarse la comunicación entre médico y paciente, que preferentemente debe hacerse presencial, con excepciones, como la SOC.

Quizás debo emitir opinión final: Estoy a favor de que las nuevas tecnologías ofrezcan una vía de comunicación directa e interactiva entre paciente y médico, pero también creo muy necesario preservar la confidencialidad de los datos médicos del paciente y la intimidad del médico.

Además, como siempre digo: “Que levante la mano el que logró un contrato de por vida de 100 millones de dólares anuales por lo que escribió en LinkedIn, Facebook o Twitter”, especialmente en la primera. Nadie, que yo sepa.


El #Chagas y los Intendentes

febrero 6, 2016

Tcruzi

La enfermedad de Chagas es la tercer enfermedad parasitaria más prevalente en todo el mundo, después del paludismo y la esquistosomiasis, con la particularidad respecto a las otras dos de que, salvo excepciones, cursa mayormente de manera asintomática por varias décadas. Por eso decimos que es una enfermedad “silenciosa”. La miocardiopatía chagásica es la forma más común de miocardiopatía no isquémica (aunque consideramos actualmente que se trata de una “cardiopatía isquémica difusa de vasos microscópicos” con microtrombosis capilar – microinfartos – y disfunción endotelial) y una de las causas principales de complicaciones y muerte en América Latina.

Se estima que 10 millones de personas están infectadas (cifra que, por lejos, considero subestimada al aceptar solamente investigadores de EEUU que podrían tener más de 1 millón de infectados – Peter Hotez, comunicación personal – y no los 300.000 que admite el Center for Diseases Control [CDC] sin ningún tipo de censo de Chagas poblacional) y que se producen un mínimo de 37.000 a 40.000 nuevos casos por año, como mínimo. La miocardiopatía chagásica ocurre en un mínimo del 30% de los pacientes infectados con Trypanosoma cruzi, porcentaje que según otros investigadores, podría ser muy superior, rondando en algunos subgrupos de pacientes casi un 60%.

Desde el año 2.010 consideramos por Consenso Internacional (FAC, SAC, SIAC) que la enfermedad de Chagas tiene dos fases: aguda y crónica. La primera es una enfermedad febril autolimitada, en muchos casos indistinguible de un cuadro gripal, lo que explica en gran parte la falta de Denuncia de Casos de Chagas Agudo en todo el país y subestima su real incidencia a los fines epidemiológicos. En la fase crónica se producen en forma alejada complicaciones cardíacas o digestivas en aproximadamente un tercio de los pacientes, dos o tres décadas después de la infección aguda. La miocardiopatía chagásica se asocia con muerte súbita, arritmias malignas, trastornos de conducción del impulso eléctrico cardíaco, insuficiencia cardíaca y embolias pulmonares y sistémicas.

Se dice que el T. cruzi causa una enfermedad de Chagas aguda que se “curaría” con tratamiento tripanomicida, algo que actualmente está en discusión, ya que se ha demostrado que la negativización de los análisis no siempre se acompaña de ausencia de manifestaciones típicas del Chagas crónico a largo plazo. Asimismo, en la miocardiopatía por enfermedad de Chagas crónica el efecto de este tratamiento sobre la evolución final de los pacientes no estaba aclarado hasta la publicación del Estudio BENEFIT, donde se comprobó su falta de utilidad.

La identificación de antígenos del T. cruzi en el miocardio inflamado mediante técnicas sensibles, como el análisis inmunohistoquímico y la reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés), sugiere que la persistencia del parásito en diversos órganos o sistema (incluido el tejido de las encías, determinado por biopsia gingival) puede ser un factor importante que, junto con factores del huésped, desencadene el proceso inflamatorio crónico que se produce pese a la “cura parasitológica o serológica” (ausencia de parásitos en sangre y análisis negativos).

Sobre este punto previo me hago dos preguntas que seguramente responderán otros investigadores: ¿Si, pese al tratamiento de casos de Chagas agudo teóricamente “efectivo” persisten T. cruzi en tejido de las encías, no habría que pensar que podríamos estar en presencia de una vía de contagio aún no investigada, como lo sería un beso en la boca o compartir cepillos de dientes, tomar mate, etc.? ¿No será éste un mecanismo de reinfección oral o gastrointestinal de los pacientes que fueron tratados con parasiticidas y luego asumidos como “curados” ? 

Modelos experimentales de la enfermedad de Chagas crónica demostraron que el tratamiento antiparasitario atenúa las consecuencias patológicas al reducir la carga de parásitos. Algunos estudios de observación y aleatorizados sobre pacientes con enfermedad de Chagas crónica, indicaron que el benznidazol disminuye la carga de parásitos, aumenta la seroconversión negativa y se pensaba que podía detener la progresión de la miocardiopatía, esto último descartado por el Estudio BENEFIT.

Como los genotipos del T. cruzi pueden diferir según la zona geográfica y esto puede afectar las respuestas de los pacientes al benznidazol, se aclaró que las tasas más bajas de conversión de la PCR fueron en Colombia y El Salvador (donde el T. cruzi I es más frecuente), fueron más altas en Brasil (donde el T. cruzi II es más frecuente) y en Argentina y Bolivia (donde el T. cruzi V y VI son los más frecuentes). Sin embargo, el efecto sobre el criterio principal de valoración no fue estadísticamente heterogéneo, con tasas del 24,1% en el grupo benznidazol y del 25,6% en el grupo placebo en Colombia y El Salvador; del 33,2% y el 37,6%, respectivamente, en Brasil y del 21,4% y el 18,5%, respectivamente en Argentina y Bolivia. Nadie evaluó aún el comportamiento de la nueva cepa T. cruzi Bat o TcBat.

Por lo tanto, el Benznidazol no redujo significativamente la tasa del criterio principal de valoración pese a que la detección del parásito fue menor en las muestras de sangre. Las tasas de conversión a PCR negativa variaron significativamente según la ubicación geográfica, pero la diferencia en las tasas de conversión no correspondió a una diferencia en las tasas de resultados clínicos. Los efectos del benznidazol sobre los resultados clínicos y las tasas de conversión a PCR negativa no variaron según la gravedad de la enfermedad.

Algunos autores argumentan que el beneficio del benznidazol se podría observar en pacientes que tienen muy bajo riesgo antes de la aparición del daño cardíaco o que el beneficio se acumule con la prolongación del tratamiento (como sucede con algunas otras infecciones crónicas, como la tuberculosis o la lepra), con pulsos repetidos de benznidazol o con el tratamiento en una etapa más temprana de la enfermedad. La necesidad de mayor tiempo de seguimiento para detectar el surgimiento de algún beneficio es especulativa, ya que el 60% de los pacientes tuvieron más de seis años de seguimiento y el 25% más de siete, sin que se observara ninguna señal de posible beneficio.

En este escenario y con los números en la mano, cabría preguntarse qué rol le competería al Sector Público y cuál al nuestro, esencialmente diseñado para trabajar con afiliados a Obras Sociales que dan cobertura a aproximadamente el 40 % de la población del Chaco.

Mi visión personal es que la población chaqueña ha tenido dos grandes tipos de movilizaciones. Una, la gran migración de la población rural hacia centros urbanos de la provincia, siendo hoy “urbana o suburbana” casi el 90% de la población del Chaco. Otra, la movilización social ascendente en términos socioeconómicos, acompañando a la primera. Esto habilita a pensar que el Chagas dejó de ser una “enfermedad de los pobres” para pasar a ser mayoritariamente una “enfermedad de los que dejaron de ser pobres.” Si este concepto se analiza fríamente, necesariamente se arriba a la conclusión de que el “Problema del Chagas” sería competencia del Ministerio de Salud Pública solamente en el 10% de las personas que constituyen la población rural dispersa y que el 90% del problema sería competencia de los 69 Intendentes, que deberían sumarse a las políticas sanitarias del Ministerio para las personas no cubiertas por la Obra Social de la provincia.

Es un nuevo abordaje conceptual para pensar al Chagas y luchar contra él con las viejas recetas históricas que han demostrado dar resultado: Por ejemplo, fumigación periódica y mejora efectiva del domicilio y peridomicilio, para comenzar. Si fuera analizado más ampliamente, podríamos decir que la solución para esa población con Chagas o riesgo de contraerlo está en el Desarrollo Territorial que viene en aumento progresivo. Ese sería el desafío de los nuevos o reelectos Intendentes.

En conclusión, destaco la Visión de Futuro que hemos tenido los distintos Prestadores al abordar desde el inicio de un Programa de Control de Chagas como un programa de detección total, seguimiento médico y bioquímico sistemático y de prolijidad esmerada del Chagas como una Cardiopatía Isquémica Crónica difusa de vasos microscópicos con microtrombosis capilar y disfunción endotelial, al igual que cualquier otra Enfermedad Crónica No Transmisible (ECNT), salvo las contadas excepciones que tiene la población bajo nuestro cuidado.

El tiempo nos ha dado la razón y nos compromete a seguir el camino que hemos iniciado hermanados detrás de un objetivo común desde hace más de 8 años. Debemos seguir construyendo la Historia que comenzamos juntos.

Los Intendentes se llevan la peor parte: Tienen que demostrar con cuántos ciudadanos con Serología Reactiva asumieron y, en base a su “Gestión”, con cuántos se van o pretenden ser reelectos.


A %d blogueros les gusta esto: